Análisis de la reciente derrota del PRI-Gobierno

http://pri.org.mx/JuntosHacemosMas/SaladePrensa/Categorias.aspx?y=6

POR CLAPSI

El mundo vive una era de prolongada crisis de expectativas y pesimismo, que se expresa  en un estado psico-social de malestar y rechazo a todas las instituciones y sus gobernantes. México está envuelto en esa crisis mundial, agudizada para el país por el cambio de la matriz energética mundial impulsada por USA y su producción de fraking, que ha derrumbado los precios del petróleo.

De hecho el mundo no ha salido plenamente de la crisis del 2008 y no ha iniciado un nuevo ciclo de expansión sostenida de la economía y mejoramiento del bienestar social. Peor aún, China que era la nueva locomotora de los mercados de materia primas ha relentizado su crecimiento y ha arrastrado a buena parte de los países emergentes a severas crisis de sus economías , con amargas consecuencias sociales y políticas.

Ese es el contexto mundial en que se inscribe la reciente derrota del PRI-GOBIERNO.

Los 12 años de gobiernos del PAN, sirvieron para que emergiera una nueva generación de líderes priístas encabezados por Enrique Peña Nieto. EPN, ha impulsado el proceso más importante de reformas estructurales, vivido por México en las últimas décadas. Pero la caída del precio del petróleo ha cortado el impulso a la expansión económica y al mejoramiento social y ha impedido que la sociedad vea en su vida cotidiana un panorama de cambio positivo, que el impulso reformador prometía.

Además el PRI ha visto agudizadas sus antiguas rémoras de corrupción y fraccionamientos en grupos de interés, que libran una lucha interna por poder y recursos, rémoras especialmente fuertes en los poderes estatales y municipales y que han cercenado las posibilidades de elegir los candidatos con mejores perfiles para la sociedad que votó el 5 de Junio.

El PRI joven y reformador guardó en la gaveta de las cosas inservibles , el poder del Presidente para dirimir esas luchas internas y ha pagado muy caro su salto supuestamente modernizador en la conducción de los procesos internos. Beltrones , con su enorme capacidad política, no ha podido sustituir al Presidente en la conducción de un PRI unido y victorioso.

LAS ELECCIONES Y SUS CARACTERÍSTICAS

El 5 de Junio ha ganado el voto de rechazo a quienes gobernaban los estados y al gobierno de EPN. Ese rechazo ha sido medido en las encuestas. Solo los votantes priistas han considerado mayoritariamente adecuada la conducción de EPN. Los adherentes del PAN, PRD y Morena la han valorado negativamente.

 Como era de esperarse, los partidos más antiguos, son los que cuentan con una mayor proporción de votantes identificados con el partido. En el caso del PRI, 78% de sus votantes se considera priista. El PAN y el PRD obtienen respectivamente 72% y 64% de sus votos de simpatizantes de sus partidos.

Los votos de Morena se dividen entre quienes no manifiestan identidad partidista o se identifican con otro partido (50%) y quienes manifiestan identidad (48%).

Al analizar cada segmento por la manera como deciden su voto, se observa que la mayoría de los electores del PRI manifiesta votar siempre de la misma forma y sólo una quinta parte manifestó haber tomado la decisión durante la última semana previa a la elección. El PAN y el PRD cuentan con un porcentaje menor de votantes leales (31% y 25%, respectivamente). Mientras que en lo que toca a Morena poco más de un tercio decidió su voto en los últimos días del proceso.

Al contrastar la segmentación por edad del voto de cada partido se observan pocas diferencias. Morena cuenta con una mayor proporción de los electores más jóvenes, que representan la quinta parte. En cambio, el PRI es el partido que proporcionalmente se beneficia menos de aquel sector, la mayoría de sus votantes se ubican entre los 41 y 60 años.

La distribución por nivel de escolaridad de los electores del PAN, el PRD y el PRI es muy similar. Los votantes de Morena en promedio cuentan con nivel de escolaridad más alto.

Al solicitar a los votantes que eligieran entre dos frases populares para medir su aversión al riesgo, la mitad de quienes votaron por el PRI prefirió la frase “más vale malo por conocido, que bueno por conocer”, lo cual se explica principalmente porque es el partido que gobierna la mayoría de los estados en los que se celebraron elecciones.

El porcentaje de votantes que percibe deterioro en la situación de su estado con  respecto al año anterior es más alto en Morena y en el PRD.  Entre los electores del PAN también está muy extendido el pesimismo, aunque no tan exacerbado como entre los votantes de la izquierda.

Y AHORA QUE ¿

Según las proyecciones que CLAPSI ha realizado si hoy hubieran elecciones presidenciales el PRI y el PAN empatarían con un 28% para cada Partido.

Morena , con su único candidato López Obrador, obtendría el 24%.

El PRD alcanzaría un 12%.

 

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...