Capitalismo financiero especulativo amenaza el futuro de la civilización euro-occidental

Con una crisis económica y social que no parece tener un final cercano, el capitalismo financiero especulativo pone en riesgo los cimientos de la civilización eurooccidental del siglo XXI.

Además de la democracia, las libertades públicas y el estado de derecho, la civilización eurooccidental, aportó en el siglo XX, como novedades de su evolución y desarrollo, el estado de bienestar, la expansión de los derechos humanos y su vigencia hacia el conjunto de las sociedades, la hegemonía del centrismo, con sus diversas sensibilidades , en la conducción política, y el más audaz proceso de integración supranacional conocido en la historia.

Ahora la crisis económica prolongada, provoca que el estado de bienestar se debilite cada día y pierdan terreno los derechos económicos sociales y culturales, el espectro político se polarice y el avance del “euroescepticismo” vaya acompañado del resurgimiento de nacionalismos, en algunos casos con rasgos fascitizantes.

Es imposible no recordar que Europa ha sido la cuna de grandes y contradictorios momentos de la historia humana. Del racionalismo laico y liberal y del nazi-fascismo, de épocas de paz y progreso y períodos de guerras y estancamiento.

Cuando había síntomas fundados de una época permanente de progreso social y desarrollo humano, bajo la conducción de estados democráticos, la muerte del keynesianismo y su sustitución por un capitalismo especulativo, donde la renta es más importante que la ganancia, está amenazando los más importantes avances de la civilización eurooccidental en el siglo XX.

Toca a las sociedades salvar los avances de su civilización, imponiendo en las calles y en las urnas a sus dirigencias políticas, la clarividencia largoplacista que debe caracterizar a la buena política, entendida como ética del poder al servicio del bien común.

thewallstreetexperience.com

thewallstreetexperience.com

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...