Cristina Fernández de Kirchner, derrota la agresión judicial, mediática y financiera y sienta las bases para preservar el modelo nacional-popular, que ella y su esposo revivieron en la Argentina

En el Congreso, Cristina brinda su último discurso como Presidenta

Publicado en clarin.com

01/03/15

La Presidenta llegó pasadas las 12, en medio de una fuerte movilización de militantes kirchneristas. La primera parte la dedicado a temas económicos y a destacar la gestión de Aerolíneas Argentinas.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inaugura el 133 período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional. (Pepe Mateos)

Cristina Kirchner llegó puntual al Congreso, para pronunciar su último discurso de apertura de las sesiones ordinarias, en medio de una gran movilización kirchnerista en las inmediaciones.

A las 11.30 sonaron las estrofas del Himno Nacional y Gerardo Zamora, presidente provisional del Senado en reemplazo de Amado Boudou, dio lectura del decreto de apertura de las sesiones. Y Cristina arracó su discurso en el que arremetió contra la Justicia: “El partido judicial se independizó de la Constitución”. Y también se refirió al caso AMIA: “A los que me ponen cartelitos, de la AMIA hablo desde el 94, reclamando Justicia”.

La Presidenta arribó en helicóptero a las 12 puntual, detrás de la Casa Rosada. Allí se subió a un auto oficial y partió rumbo al Congreso por la avenida de Mayo, saludando a la multitud que la esperaba a lo largo del vallado dispuesto en el trayecto hacia el Congreso.

A su llegada al Congreso, fue recibida en las escalinatas por el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, quien la acompañó en su ingreso al recinto donde fue recibida con una ovación, por parte de los militantes que estaban dentro.

“Quiero felicitar a todos los argentinos y al equipo económico de mi Gobierno, que supo y me ayudó a llevar la dura tarea de remontar todas las expectativas que se habían volcado, yo digo tirado casi sobre todos los argentinos, en cuanto a lo que iba a ser el año 2014 para todos nosotros, en el cual nos auguraban catástrofes financieras asusadas por los buitres que desde Nueva York intentaron trabar la gestyión de Gobierno, el funcionamiento de la economía argentina y apoyados internamente, porque siempre en toda nuestra historia nuestros fracasos no pueden ser todo desde afuera”, afirmó, en referencia a la negociación con los fondos buitre y con las primeras críticas a la oposición.

El tema económico fue el primero de los puntos que tocó en su discurso: “Podemos decir que nuestro país, tu país, es el único país que ha descendido en forma negativa su deuda externa en todo el mundo”. “Hemos desendudado definitivamente a la República Argentina“, afirmó. Y agregó que la deuda es de 9,7% del PBI.

En este marco, la mandataria resaltó el récord de turismo del último verano: “Este verano, entonces, el turismo explotó lilteralmente. Y veíamos los titulares de los diarios, radios, televisión, todos sorprendidos de la cantidad de millones de argentinos que hicieron explotar batiendo el récord de turismo interno”.

Allí destacó a Aerolíneas Argentinas, la línea aérea de bandera dirigida por el camporista Mariano Recalde, quien seguía con atención las palabras desde los balcones del recinto. “No nos molesta que los argentinos viajena al exterior, lo que queremos es que viajen por Aerolíneas Argentinas”, dijo, al tiempo que leía los nuevos destinos de cabotaje y al exterior.

Luego, continuó destacando los logros de su gestión en el sistema previsional: “Los jubilados ganaban 150 pesos, 25 aumentos del año 2003 a la fecha, 25 por 25 ¿por qué digo? Casi 25 veces, 2448% aumentó la jubilación mínima de 150 pesos al último aumento registrado que fue el más alto de 2014 para llegar a 381%”. Mientras, destacó el aumentó del 135% de las sentencias resueltas por ANSES.

“Un sentido de justicia y equidad para poder ayudar a las familias que no tienen salario, tienen trabajo informal y no les alcanza o que no han encontrado trabajo o no tienen trabajo permanente, desde la creación en 2009 de la Asignación Universal por Hijo”, contó la Presidenta y luego leyó el reconocimiento del Banco Mundial, la Organización Internacional del Trabajo y otros organismos sobre la asignación, porque sino “uno podría estar como la abuela elogiándose de las políticas que ha llevado a cabo”, sentenció irónicamente.

Luego de más de dos horas, la jefa de Estado continúa resaltando las poíticas llevadas adelante por su Gobierno, destacando “la inclusión social”, la “redistribución de la riqueza”, salud, ciencia y tecnología, entre otros puntos.

Un párrafo aparte mereció la defensa de los acuerdos comerciales con la República de China: “Si toda la vida nos dijeron que teníamos que tener relaciones carnales con aquellos que no nos daban nada y nos sacaban todo, no vamos a tener relaciones normales, comunes y diplomáticas, económicas y estratégicas con aquellos que nos tvienen a ofrecer inversiones”.

Allí, le apuntó a los que criticaron los acuerdos y en particular a los candidatos con ” aspiraciones de conducir la Argentina”. “No se puede ser tan estúpido, tan colonizado mentalmente, tan subordinado intelectualmente, tan chiquito de cabeza y de neurona. Por favor, ¿dónde van a venir los chinos? ¿Qué miedo les tienen?”.

Luego, se ofuscó porque legisladores de la oposición pusieron carteles en sus atriles pidiendo por la causa de la voladura de la mutual judía: “A los que me ponen cartelitos, de la AMIA hablo desde el 94, reclamando justicia”.

Pasadas las tres horas de discurso, la jefa de Estado finalmente se refiere a la AMIA y por primera vez se expresó sobre la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman. “Lamento su muerte como lamento la muerte de cualquier argentino, de cualquier ser humanos”, dijo sobre la muerte del ex fiscal de la causa especial AMIA.

En este marco protagonizó un cruce con el radical Gerardo Morales, quien le reclamó por la independencia de los poderes del Estado, y aprovechó para cuestionar al Poder Judicial, al que volvió a llamar “Partido Judicial”.

“Últimamnte el partido judicial se ha independziado de la constitución, de las leyes, de los códigos, del sistema normativo vigente”, señaló.

Finalmente, promediando casi las cuatro horas de discurso, concluyó refiriéndose al panorama del país tras 12 años de gobierno kirchnerista: “No dejo un país cómodo para los dirigentes, dejo un país cómodo para la gente”.

Fuente: http://www.clarin.com/politica/Congreso-Cristina-brinda-discurso-Presidenta_0_1312668958.html

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...