El BRICS firma el acuerdo de creación de un nuevo Banco de Desarrollo y celebre una cumbre con UNASUR.

Durante el primer día de la sexta cumbre del BRICS, los países miembros han firmado el acuerdo de creación de un nuevo Banco de Desarrollo.

Foto: Diario Uno

Foto: Diario Uno

La nueva institución financiera del BRICS reforzará significativamente el sistema financiero mundial en un momento en que la reforma del FMI se encuentra estancada. El nuevo banco será uno de las entidades multilaterales de desarrollo más grandes del mundo, pues el capital declarado será de 100.000 millones de dólares. El banco se caracterizará  por una distribución equitativa de las participaciones del capital y la gestión de derechos. Se prevé que su sede se encuentre en Shanghái (China).

La creación del Banco de Desarrollo de BRICS permitirá a sus países miembros ser más independientes respecto de la política financiera de los países occidentales, según ha declarado el presidente ruso, Vladímir Putin en la sexta cumbre de BRICS. 
 
La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, insta a no considerar las acciones del BRICS como un deseo de dominio. “Abogamos por la justicia y la igualdad de los derechos”, reiteró. “La crisis económica y financiera, que aún continúa, aumenta el desempleo y la desigualdad social. Vemos que crece el número de conflictos regionales, se deteriora la ecología, se percibe una escasez de gobernanza global”, agregó.  

En sus primeros años de funcionamiento, el banco recibirá una aportación de 2.000 millones de dólares por cada país. Según el ministro ruso de Hacienda, Anton Siluánov, el Banco aceptará la entrada en sus filas de nuevos miembros pertenecientes a la ONU, si bien la participación del BRICS nunca será menor de un 55%.

Todas las decisiones se aprobarán por mayoría especial, es decir, con el apoyo de cuatro de los cinco representantes de los BRICS, o con dos tercios de los votos. El banco podría empezar a operar ya el próximo año si todos los participantes logran ratificar a tiempo los documentos necesarios y proporcionar los fondos necesarios. Se prevé que el banco financie proyectos de infraestructura de los países participantes.

El nuevo banco aspira a ser un símbolo de la creciente influencia de las economías emergentes en la arquitectura financiera mundial, dominada hasta ahora por Estados Unidos y Europa. La idea de crear un banco fue propuesta por la India, que sugiere reforzar de este modo el papel de los BRICS en la economía mundial y apoyar a los países en desarrollo.  

La decisión de crear el Banco de Desarrollo se tomó durante la cumbre de Durban (Sudáfrica) a finales de marzo de 2013. En agosto de ese año altos funcionarios de Brasil, Rusia, Sudáfrica, India y China acordaron la estructura del Banco, cuyo objetivo es proporcionar fondos para el desarrollo de proyectos de infraestructura. El capital autorizado será de 100.000 millones de dólares, el capital asignado (entre los países participantes) ascenderá a 50.000 millones de dólares, mientras que el capital ya pagado (que los países se comprometen a dar en siete años) será de 10.000 millones de dólares. 

Entre los objetivos más importantes del encuentro de los Brics se encuentraron la creación de un Banco de Desarrollo y un Fondo Monetario alternativo. “La creación de estas instituciones muestra que los países BRICS quieren extender su influencia de forma constructiva. La idea es ser la contraparte del Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional”, aclara José Alfredo Graça Lima, subsecretario del ministerio de Asuntos Exteriores brasileño, conocido también como Itamaraty.

Con el nuevo Banco de Desarrollo, que contará con un capital inicial de US$50.000 millones de dólares y un volumen de financiamiento de US$100.000 millones, se apoyarán proyectos de infraestructura en los Estados Brics y en países en vías de desarrollo.

Por su parte, el nuevo Fondo Monetario ayudará a países con problemas en su balanza de pagos. En los medios brasileños se hacen conjeturas respecto a que Argentina podría ser el primer país en pedir un crédito de emergencia a la nueva institución.

China es quien más paga. Pero aún hay muchas preguntas abiertas. Ni la sede de las nuevas instituciones, ni sus nombres o los criterios según los cuales concederían créditos han sido definidos. Solo el volumen de financiamiento está claro. Según informaciones de Itamaraty, de los US$100.000 millones, 41.000 millones provendrán de China. Brasil, India y Rusia contribuirán cada uno con US$18.000 millones, y Sudáfrica desembolsará US$5.000 millones.

La creación del Fondo se interpreta, no sólo en Brasil, como una reacción al lento proceso de reformas del Fondo Monetario Internacional (FMI). Durante la cumbre del Banco Internacional y el FMI a inicios de 2014, la reforma de este –que había sido acordada en el 2010– fracasó a causa del veto estadounidense. A través de dicha reforma se habría introducido un desplazamiento del 6% de los derechos de voto en favor de los países en vías de desarrollo.

“Todos quieren más flexibilidad. Los Estados BRICS le muestran a los Estados Unidos que los cambios son posibles”, comenta Lia Valls Pereira, economista del think tank brasileño “Getulio Vargas”. El Fondo y el Banco de Desarrollo podrían contribuir a crear una identidad común del grupo.

Una definición difícil. El subsecretario del Itamary, José Alfredo Graça Lima, admite que el proceso apenas está empezando. “Es más fácil decir qué no son los Brics que decir qué son”, resume Graça Lima. “No son una organización internacional, una unión aduanera ni una zona de libre comercio”, aclara. “Son más bien un mecanismo de cooperación entre sus miembros, que ha demostrado ser útil”.

Políticamente, a estos países emergentes los une el deseo de modificar el orden global y el poder central de los Estados Unidos. La creación de instituciones financieras que se preparan a quebrar el Sistema Bretton Woods, introducido tras la Segunda Guerra Mundial, podría convertir la cumbre de Fortaleza en un acontecimiento histórico.

Todo indica que la cumbre de los países BRICS entrará en la historia. Pues la participación del presidente chino, Xi Jinping, del primer ministro indio Narendra Modi y del presidente ruso Vladímir Putin convirtieron a Brasil durante cuatro días en el escenario político mundial.

CUMBRE BRICS-UNASUR

Tras una inédita cumbre en Brasilia (capital brasileña), que reunió a los líderes de las potencias emergentes que conforman el BRICS y a los mandatarios miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), los presidentes suramericanos saludaron este miércoles la creación del banco de este bloque como alternativa al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial.

Previamente, los jefes de Estado de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica acordaron el martes en Fortaleza (noreste de Brasil) la creación de un banco de desarrollo para financiar infraestructuras que los países en desarrollo precisan y un millonario acuerdo de reservas para asistirse en caso de crisis, instituciones que buscan contrarrestar la hegemonía europea y estadounidense en esta materia.

El nuevo banco y el acuerdo de reservas “han sido recibidos como una gran noticia en toda la región de Suramérica, hemos propuesto una alianza de trabajo del Banco del Sur y el Banco de los BRICS”, apuntó el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“Lo que hacían el BM y el FMI es chantajear a los gobiernos (…) el nuevo banco de desarrollo estoy seguro de que en el futuro acabará con las políticas de neoliberalismo y nuevo colonialismo”, manifestó, por su parte, el mandatario boliviano, Evo Morales, al término del evento.

Entre tanto, la jefa de Estado argentina, Cristina Fernández, defendió un “reordenamiento global financiero que incluya las necesidades de crecimiento, producción, y no de destrucción del empleo, el abandono de las sociedades que nos ha tocado vivir durante tantas décadas a los americanos del sur”.

Los 16 líderes se reunieron a puerta cerrada durante buena parte de este miércoles, en la sede de la Cancillería en Brasilia.

Varios dignatarios abordaron el tema del crecimiento inclusivo, que debía ser central en la cumbre BRICS-Unasur, entre estos la presidenta chilena, Michelle Bachelet, que llamó a trabajar para “derrotar la desigualdad, a fin de lograr un desarrollo inclusivo y sostenible”.

Por parte de los BRICS estaban presentes la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; de Rusia, Vladimir Putin; China, Xi Jinping; Sudáfrica, Jacob Zuma, y el primer ministro indio, Narendra Modi.

Este jueves será lanzado el foro China-América Latina también en Brasilia, donde se espera la presencia del presidente cubano, Raúl Castro, y numerosos líderes de la región. Este foro muestra el interés de China en Suramérica.

Respaldo a Argentina

Argentina se convirtió en una de las protagonistas de la cumbre, al recibir el apoyo de los asistentes por el riesgo de default que enfrenta después de la decisión de un juez estadounidense a favor de los fondos especulativos.

“El lío que tiene Argentina en este momento por el fallo de un juez de Estados Unidos es un tema que ha suscitado una gran reacción de parte de todo el mundo (…) es una situación irracional, insólita, y ahí todos los países expresaron su apoyo a Argentina y a una solución práctica”, sostuvo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

La situación surgida con la reestructuración de la deuda argentina “no es un tema solo de Argentina, puede afectar a todos los países”, acotó Santos, al tiempo que comentó que su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, “directamente lo propuso como tema a discutir en el próximo G20” en Australia, que reúne a las naciones emergentes e industrializadas.

Antes de llegar a la cumbre, la mandataria argentina llamó a “terminar con el pillaje internacional en materia financiera”.

Argentina está amenazada por un default tras la decisión del juez Thomas Griesa que impide al país pagar a los acreedores que participan de la reestructuración de su deuda (92,4 por ciento del total) hasta que no pague también a los llamados fondos buitre que no participaron del acuerdo.

teleSUR-AFP/MT 

Tomado de: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/134074-brics-acuerdo-crear-banco-desarrollo

15 de julio 2014

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...