Elecciones en Costa Rica

Las elecciones en Costa Rica enfrentan en segunda vuelta presidencial a dos matices del centro político.

Luis Guillermo Solis: ¿Sorpresa electoral o nueva realidad histórica?

La victoria de Solís en la primera vuelta electoral de Costa Rica es una sorpresa para las encuestadoras electorales, que nunca lo ubicaron arriba del cuarto lugar, pero no lo es para un análisis histórico-político profundo.

La Costa Rica moderna fundada por Don Pepe Figueres, era la única nación sin ejército de Latinoamérica, pero , además fue el primer estado de bienestar de América Central, con los menores índices de pobreza y desigualdad de la región, con altos niveles de seguridad pública, de educación y de cultura , con bajos niveles de corrupción y con un sólido sector público que regulaba la economía de mercado..

Todo ello se ha venido deteriorando en las últimas dos décadas. Ha aumentado la desigualdad social y la inseguridad pública, está amenazado el control público sobre servicios básicos como la electricidad, se ha deteriorado la calidad de la educación pública y ha crecido la corrupción política y estatal.

Ello ha provocado el desgaste de la clase política tradicional, que durante años se aglutinó en dos grandes Partidos : Liberación Nacional de tendencia social demócrata y Unión Social Criatiana.

Ante el desprestigio de los grandes Partidos han surgido fuerzas nuevas como el Partido Acción Ciudadana (PAC)  de centroizquierda, el Frente Amplio, de izquierda y el Movimiento Libertario de derecha.

Que hará Solís en la campaña de segunda vuelta? Por ahora ha sido cuidadoso. Se ha mantenido en el centro político, aunque se le atribuyen similitudes con el Frente Amplio, por sus posiciones coincidentes en la defensa del estado de bienestar, de los servicios básicos controlados por el Estado y en la lucha contra la corrupción.

Según el politólogo y profesor de la Universidad de Costa Rica, Francisco Barahona, el descontento que existe entre la mayoría de los costarricenses por la labor del actual gobierno del PLN, fue reduciendo el apoyo para Araya con el paso de las semanas.

“Con las encuestas desde el mes de noviembre teníamos claro que había un 65% de los votantes que no quiere un tercer gobierno consecutivo del PLN. Ese sentimiento se mantiene y creo que se mantendrá hasta el 6 de abril”, afirmó.

Barahona recordó que Araya mantuvo una fuerte disputa por el primer lugar con el izquierdista del Frente Amplio, José María Villalta, y el derechista del Movimiento Libertario, Otto Guevara; lo que terminó por desgastarlos a los tres.

“Al costarricense no le gusta la pelea, la confrontación a los tres días lo cansa. La población se informó de las propuestas por los debates y allí estos tres candidatos protagonizaron ataques muy violentos, a lo que Solís sacó provecho”, manifestó otro analista académico..

¿QUE hará Johnny Araya?

Araya arrastra el peso de dos continuismos: el de los dos últimos gobiernos de su Partido a nivel nacional y el suyo propio, que durante más de una década ha gobernado el municipio de la capital, en donde perdió las elecciones presidenciales. Gobernar siempre desgasta incluso a un político tan hábil y capaz como Araya y el gobierno de doña Laura Chinchilla ha sido un fracaso real en todos los indicadores importantes.

La estrategia que elija Araya es uno de los desafíos mayores que haya enfrentado un político costarricense en la historia contemporánea. Por ahora ha hecho lo más conveniente. Tomarse unas cortas vacaciones y reflexionar. Porque el camino hasta el 6 de Abril es muy escabroso y está aún abierto a distintas opciones estratégicas

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...