La extrema derecha pretende una campaña de terror ideológico frente al triunfo de Bachelet

El libro “Chile 40 años después. Nueva amenaza socialista en el horizonte” señala que la nación está en peligro ante el triunfo de la Nueva Mayoría y señala que hay desinformación y dramatización sobre la supuesta desigualdad en el país.

Considerando diversos y “preocupantes hechos de la vida social, política y económica” del país  y observando la errónea “visión deformada” que se expone en los medios sobre nuestra realidad, es que Carlos del Campo y Juan Antonio Montes escribieron un libro en el que plantean que Chile bajo un gobierno de Bachelet, repetirá la experiencia de la Unidad Popular “reciclada.

Para Montes, Chile hoy constituye un ejemplo dentro del continente por las políticas económicas acertadas que han logrado conseguir que exista una movilidad social mayor que en Francia, Estados Unidos y Alemania, sin embargo, advierte que hay un proceso de adormecimiento de las energías del país, por lo que “muchos sectores de nuestra población se han acostumbrado a esta situación de bienestar, no lo defienden y permiten que quienes parecen querer destruirlo, tomen las riendas del país”, una contradicción que para él “pone en riesgo el futuro inmediato, no sólo de la prosperidad económica, sino también de la identidad cristiana de Chile”.

Según los autores,  la desigualdad social en Chile es un mito y no una realidad. En realidad, existe descontento sólo en sectores muy parcializados,  pero bulliciosos, de la sociedad, agregan los autores del libro.” La verdadera causa de ese descontento es la frustración causada por un deseo desenfrenado de riqueza y de placer, o sea de gozo individualista. Por eso mismo afirmamos que la raíz del descontento es de origen moral, pero no socio-económico”.

“Descontento y frustración que un gobierno de Bachelet sólo acrecentaría: “Las promesas de más hedonismo y de más pansexualidad que lanza la Nueva Mayoría, no harán sino aumentar ese descontento, favoreciendo todo tipo de agitaciones callejeras”.

Montes afirma que “la Sra. Bachelet viene influenciada por las nuevas corrientes laicistas y anticristianas de la ONU. Ese laicismo constituye una posición ideológica de hostilidad a cualquier manifestación religiosa.”

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...