La mayoría de la sociedad respalda la posición del gobierno ante los buitres

El 52% de los consultados aprobó la postura presentada por Cristina en cadena nacional, y el 56% espera que la oposición respalde al gobierno. Un 48% comparte la gestión del ministro Kicilliof en el juzgado del juez Griesa.

Por: Demián Verduga (MIEMBRO DELCONSEJO CONSULTIVO DE PRISMASIGLO21)

Encuesta Argentina

 

 

 

 

 

 

La posición del gobierno nacional frente al conflicto judicial con los fondos buitre cuenta con un respaldo cada vez más amplio en la opinión pública. Esto es lo que muestra una encuesta realizada por la consultora Ibarómetro, a la que accedió de forma exclusiva Tiempo Argentino. El sondeo, realizado el pasado 1º de agosto a nivel nacional, midió, entre otras cosas, la reacción de la sociedad ante el discurso que dio la presidenta, Cristina Fernández, en cadena nacional, el jueves de la semana pasada. El 52% de los consultados aprobó la intervención de la mandataria y sólo 37% la reprobó. Según director de Ibarómetro, Ignacio Ramírez, uno de los motivos que explican esta reacción es que el modo en que el ejecutivo “caracterizó el conflicto” se impuso por sobre la forma en la que intentaron mostrarlo algunos sectores de la oposición, particularmente los mediáticos.

De hecho, los medios refractarios al oficialismo pusieron toda su artillería desde junio pasado para encuadrar el tema con un recurso clásico. Intentaron mostrar al gobierno como un “adolescente irresponsable”, guiado por pasiones irreflexivas, frente a la racionalidad y la sensatez encarnada por sistema judicial norteamericano. “Esa visión de que el sentido común está afuera, de que el oficialismo actúa desde un chovinismo nacionalista sin sentido, no logró permear en la mayoría de la opinión pública”, explicó Ramírez. “En parte –agregó– se debió a que el grueso de la sociedad siente que detrás de esto está en juego el interés nacional”.

Otro elemento que colaboró fue el equilibrio en el mensaje del oficialismo. “El discurso del gobierno tiene una buena combinación entre firmeza y pragmatismo–sostuvo el director de Ibarómetro–. No se basa sólo en principios sino en temas económicos muy concretos. La mayoría de la gente piensa que no es cierto que pagar al pie de la letra la sentencia de (Thomas) Griesa es conveniente para el país y que no hacerlo traería un cataclismo”.

El consultor señaló también que “la percepción es que este es un problema que no fue buscado por el gobierno nacional”. También subrayó que, por otra parte, por la cantidad de tormentas que ha manejado el kirchnerismo desde el 2003, “la mayoría de la sociedad parte de la base de que es el sector político que mejor puede conducir esta situación”.

Otro elemento que aparece en la encuesta es la evaluación de la gestión del ministro de Economía, Axel Kicillof. Los datos vuelven a mostrar un alto nivel de aprobación del oficialismo. El 48% considera positivo el manejo del joven secretario de Estado y el 39% lo cuestionó. “Aparece como un ministro fuerte. Se valoran mucho los esfuerzos didácticos que hace cada vez que aparece en público para que la sociedad entienda concretamente lo que se debate”, remarcó Ramírez. Además aseguró que Kicillof ha logrado “revertir la caracterización que se había hecho sobre él cuando asumió. Esa idea de que se trataba de un joven romántico que no entendía la complejidad del mundo real”.

Antes de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazara tomar el denominado “juicio del siglo”, las principales fuerzas de la oposición, con matices, acompañaban la postura del gobierno argentino. De hecho, en los días previos al revés judicial, una delegación de parlamentarios de casi todas las fuerzas políticas viajó al país del norte para entrevistarse con sus pares y tratar de que ellos influyeran sobre el Tribunal Supremo. Luego, cuando la Corte rechazó el caso, algunos dirigentes opositores –no todos– tomaron una postura zigzagueante para intentar no quedar “pegados” a las posibles turbulencias económicas. Lo que espera la sociedad de las fuerzas no oficialistas ante este conflicto se parece más a la postura que tenían hace 45 días atrás.

El 56% de los 1000 consultados por la encuesta de Ibarómetro señalaron que aspiran a que los referentes opositores apoyen al Ejecutivo y sólo un 24% que critique sus errores. “Al ver detrás de esto un problema que pone en juego el interés nacional, la gente espera que todos los políticos dejen de lado sus disputas domésticas y acompañen a quien hoy está a cargo del Estado

 

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...