Macri cumple su primer año de gobierno con grandes pérdidas en sus niveles de aceptación por la caída del nivel de vida de los argentinos

Imagen: Pablo Piovano

POR: CLAPSI

Al cumplir un año de ejercicio de su gobierno , el derechista Mauricio Macri ha descendido en más del 30%, en la aceptación de los argentinos, que han vivido un impresionante incremento del desempleo y la pobreza, una reducción de la inversión y el crecimiento de la economía y un aumento de la desigualdad social sin precedentes.

Todo ello , a pesar de que Macri ha tratado de mantener los más importantes programas sociales de la era Kirchner. Pero  éstos que antes eran apoyos adicionales al  incremento del empleo, ahora son colchones amortiguadores de la amenaza de debacle social, que la desinversión y el desempleo generan diariamente.

Conjuntamente crece el endeudamiento de la nación, que se inició con recursos externos solicitados para pagar la deuda de los capitales buitres.

Paralelamente, como era de esperarse, crece el ingreso de los sectores más ricos y la corrupción del Presidente, de su Vicepresidenta y varios de sus Ministros como los de Energía y el de Hacienda, entre otros. La reducción de la desigualdad ha dejado de ser parte de la agenda del gobierno, al igual que una política exterior soberana, pues la que se ha impuesto se basa en la alianza acrítica con Estados Unidos y Occidente.

Ese desastre económico y social está acompañado de una creciente tendencia represiva, que busca criminalizar la protesta social y judicializar la lucha política opositora. Milagro Sala y Cristina Kirchner son las dos mujeres víctimas que ejemplifican ese autoritarismo, que es parte del ADN de la obligarquía argentina.

Pero ya en Argentina no mandan los cuarteles. Y en el segundo semestre del 2017 habrán elecciones parlamentarias. Seguramente ellas serán el inicio del fin del sueño obligárquico restaurador del pasado, que Macri encarnó.

Las alamedas de lo nacional y popular volverán a abrirse, pero con nuevos liderazgos que sean capaces de articular modernidad, nación y justicia social.

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...