No solo protestas, sino también propuestas, presentaron campesinos para la renegociación del TLCAN

Secretaria de Economía

Publicado en La Jornada
Jueves 17 de agosto de 2017, p. 6

Al comenzar ayer la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), organizaciones sociales, campesinas, sindicales, ambientalistas, de defensa de derechos humanos y de migrantes marcharon del Ángel de la Independencia a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), donde en un mitin afirmaron que cualquier acuerdo debe respetar la soberanía nacional de México, Canadá y Estados Unidos, así como reconocer el derecho a la autodeterminación en sus políticas de desarrollo con justicia y sustentabilidad.

Pasadas las 16 horas, integrantes de la campaña Sin maíz no hay país, Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Nueva Central de Trabajadores, Coordinadora Nacional Plan de Ayala, los sindicatos de la Universidad Nacional Autónoma de México y de Chapingo, Vía Orgánica y Fían México, entre otras agrupaciones, propusieron un nuevo acuerdo de cooperación y complementación, no de mayor desregulación para dejar todo en las manos del mercado, es decir no al libre comercio.

Agrupadas en México mejor sin TLCs, elaboraron un documento denominado Plataforma programática de las organizaciones firmantes ante el inicio de la renegociación del TLCAN, el cual entregaron en la SRE.

Ahí realizaron un mitin en el que expusieron que una negociación acelerada del TLCAN, impuesta principalmente por Trump, es, de parte de México, una claudicación. Manifestaron su rechazo a la profundización del fracasado modelo de libre comercio y expusieron que cada país debe poder excluir los productos que considere conveniente, por lo que toda la negociación debe ser sobre listas positivas.

Asimismo, señalaron que cualquier tratado debe incluir mecanismos que faciliten la colaboración internacional para evitar el lavado de dinero, los flujos ilícitos de capital y la evasión fiscal.

En materia agropecuaria, indicaron que México debe garantizar la soberanía nacional y la seguridad alimentaria, excluir los granos básicos, especialmente el maíz, así como los cultivos transgénicos, y para autorizar su consumo, seguir el principio precautorio: en caso de duda, no se autoriza.

Por su parte, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación aseguró que su prioridad será velar por los intereses de los productores del sector agroalimentario nacional durante la primera ronda de negociaciones del TLCAN.

Tomado de: http://www.jornada.unam.mx/2017/08/05/opinion/018a1eco

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...