Pierde Televisa $4,400 millones en la BMV al ser declarada preponderante

Periódico La Jornada

Sábado 8 de marzo de 2014, p. 4

Golpe a monopolios en telecomunicaciones

  • América Móvil siguió otra estrategia en el mercado accionario y cerró con ganancia
  • Telcel ya no podrá cobrar a usuarios de telefonía celular cargo extra por llamadas de larga distancia

Foto Synker

Foto ElNuevoHeraldo

Foto ElNuevoHeraldo

El impacto de la nueva regulación a que serán sometidos los dos principales consorcios de telecomunicaciones en el país: Televisa y América Móvil –este último controlador de Teléfonos de México y Telcel– será negativo en términos de la forma en que hasta ahora esas dos empresas, dominantes en sus respectivos mercados, han llevado sus negocios y la relación con sus competidores, opinaron analistas.

Hay un impacto negativo, opinó Andrés Audiffred Alvarado, analista del grupo financiero Ve por Más.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), organismo regulador del sector, dictó nuevas reglas de competencia para las empresas que considera agentes económicos predominantes, definidas como aquellas que tienen un control mayor a 50 por ciento en sus respectivos mercados.

Televisa, propiedad de Emilio Azcárraga Jean, informó ayer por la mañana a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que había sido considerada por el Ifetel como agente económico preponderante y, por tanto, a partir de ahora estará sujeta a una regulación asimétrica, es decir, que en términos regulatorios será tratada con mayor rigidez que sus competidores de menor tamaño.

Después de que la televisora informó del hecho, el precio de sus acciones en el mercado accionario local comenzó a ceder, hasta acumular en un momento de la jornada una caída cercana a 4 por ciento en relación con la jornada del jueves. Al cierre de la sesión, los títulos de la televisora se negociaban en 82.15 pesos, lo que significó un retroceso de 2.33 por ciento.

El ajuste en el precio de las acciones ocasionó una pérdida de 4 mil 400 millones de pesos en el valor de mercado de Televisa, sólo en la jornada de este viernes. El valor de mercado está determinado por el precio del total de las acciones en circulación de una compañía.

En la Bolsa de Valores de Nueva York, las acciones de la televisora cerraron en 31.12 dólares, con una pérdida de 73 centavos, equivalente a 2.29 por ciento.

Una estrategia diferente siguió el grupo de interés económico del que forman parte América Móvil y sus subsidiarias operativas Radiomóvil Dipsa (Telcel, telefonía celular) y Teléfonos de México (telefonía fija), así como Grupo Carso y Grupo Financiero Inbursa, todas compañías lideradas por el empresario Carlos Slim Helú.

Poco antes de la una de la tarde, Grupo Carso e Inbursa informaron al mercado que habían sido calificados por el Ifetel como agente económico preponderante. Sólo hasta después de las 16 horas, una vez que el mercado estaba cerrado, hizo lo propio América Móvil, por lo que en la sesión no se reflejó un cambio significativo de precio en los títulos de esta última emisora, que cerró en 12.98 pesos, 20 centavos más que la víspera.

En la nueva regulación del Ifetel no está considerada Televisión Azteca, dado que las reglas dadas a conocer ayer afectan sólo a empresas de telecomunicaciones con más de 50 por ciento de participación en sus respectivos segmentos de mercado. La televisora del Ajusco tiene alrededor de 30 por ciento del mercado de televisión abierta y Televisa el otro 70.

Mientras tanto, las subsidiarias de América Móvil controlan 80 por ciento del mercado de telefonía fija y 70 por ciento del de telefonía celular.

El impacto de la nueva regulación a que será sometida Televisa, la principal generadora de contenidos en español en el mundo, será negativo, dado que se traducirá en menores ingresos, límites para participar en nuevos negocios y mayor competencia, explicó Audiffred Alvarado.

Para Alik García, analista de Intercam, los principales puntos de la nueva regulación que tendrán incidencia en el negocio de Televisa son:

Que deberá permitir la retransmisión de sus señales de televisión abierta (canal 2 y canal 5) a otros operadores de televisión de paga (término conocido como must offer), lo que tendrá impacto directo en sus ventas de canales. Y la obligación de compartir infraestructura, dato poco mencionado para el caso de la televisora, pero bastante relevante para la empresa, dijo. Televisa deberá poner su infraestructura a disposición de competidores, incluyendo plantas transmisoras, derechos de vía, torres, etcétera, a fin de permitir la entrada de nuevos radiodifusores. Esto requiere que la empresa publique sus condiciones para compartir infraestructura, con el previo visto bueno del Ifetel. La tarifa será negociada directamente entre Televisa y el interesado, pero, en caso de no haber acuerdo, lo más usual y lo más probable, dijo, el regulador impondrá la tarifa mediante su propia metodología, lo que podría ser potencialmente negativo para la emisora.

Adicionalmente, el impedimento para que pueda adquirir en exclusiva derechos de transmisión para cualquier lugar dentro de México de eventos relevantes, como mundiales de futbol o juegos olímpicos, también tendrá efecto sobre su flujo de negocios.

En el comunicado remitido por América Móvil a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa de la familia Slim da cuenta de que tendrá que acatar una regulación similar a la que fue emitida por el Ifetel para Televisa. Por ejemplo, no podrá adquirir en exclusiva contenidos audiovisuales a ser transmitidos en territorio nacional –por ejemplo por Internet, según expertos– de torneos de futbol, finales de mundiales y otros eventos de alto nivel.

Carlos Slim, por medio de sus compañías de telecomunicaciones, tuvo la exclusividad de la más reciente final de futbol mexicano de la llamada primera división, a la vez que tuvo los derechos sobre los pasados Juegos Olímpicos de Invierno. América Móvil tiene también los derechos para transmitir en exclusiva los Juegos Olímpicos de 2016 en Brasil.

Con la nueva regulación, A

mérica Móvil, al igual que Televisa, deberá compartir su infraestructura con los competidores a cambio de una tarifa que, en caso de desacuerdo entre las empresas, será fijada por el Ifetel. Las compañías de telefonía de menor tamaño podrán interconectarse a las redes de Slim –uno de los puntos de mayor conflicto en la industria en los últimos años– y, al igual que en el caso anterior, si la tarifa de interconexión es objeto de disputa, será fijada por el regulador. Otra medida prevista es que los usuarios de Telcel ya no tendrán que pagar un cargo extra por hacer llamadas fuera de la región donde dieron de alta su línea, una práctica conocida como roaming nacional.

 La Jornada,8 de marzo 2014,  http://www.jornada.unam.mx/2014/03/08/politica/004n1pol

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...