Rousseff convoca a inversores extranjeros

DAVOS Y BRASILIA, 24 (ANSA)-

La presidenta brasileña Dilma Rousseff afirmó hoy en el Foro Económico Mundial de Davos, que su gobierno impulsa un programa de privatizaciones, especialmente en infraestructura, donde espera contar con inversores extranjeros a los que garantizó estabilidad y respeto de los contratos.

Manifestó, además, el interés de su gobierno en la firma de un tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur.

“Brasil precisa y quiere asociarse al sector privado nacional y externo…Brasil ofrece hoy una de las más amplias fronteras de oportunidades de negocios, nuestro éxito está ligado al acuerdo con inversores de todo el mundo”, subrayó.

Con esas palabras Rousseff cerró hoy la exposición que marcó su primera visita al Foro de Davos a poco de iniciar su cuarto año de gobierno y cuando restan 9 meses para los comicios en los que disputará un segundo mandato. “Es hora de superar posturas defensivas. Brasil siempre recibió bien a los inversores extranjeros, mi gobierno adoptó medidas para facilitar aún más esa relación”, dijo la presidenta que recomendó dejar en el olvido “algunos datos de la coyuntura reciente que no debieran obscurecer esta realidad” propicia para los capitales privado.

En los primeros tres años de gobierno Rousseff “desestimó” al Foro al que finalmente visita porque entendió su importancia, mientras los hombres de negocios aguardan su discurso a la espera de que haya una corrección de su política económica, observó el analista de Globo.

Durante su discurso hoy que su administración tiene por bandera la estabilidad macroeconómica.

“Las políticas de promoción social e impulso al mercado interno se ejecutaron sin abdicar del control inflacionario y equilibrio fiscal, requisitos esenciales para lograr la expansión económica”, planteó.

Comentaristas estiman que las agencias de riesgo podrían bajar el rating de la deuda pública brasileña entre marzo y abril, eventualidad que preocupa al gobierno, según trascendió. Rousseff dijo que durante su gestión “acentuamos la reducción deuda liquida sector publico del 42% del Producto Bruto Interno al 34%, y en breve determinaremos un superávit fiscal coherente con esa perspectiva reducción endeudamiento público”.
Sostuvo que su administración siempre veló por “la calidad institucional y el respeto contratos existentes… y ha empezado a transitar una nueva etapa, caracterizada por una búsqueda de mayor competitividad y reducción de la burocracia”.

Rousseff retomó el debate planteado ayer por su ministro de Hacienda, Guido Mantega, quien había refutado la tesis de que llegó a su ocaso el grupo BRICS, integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

“Pese a que las economía desarrolladas dan señales de recuperación, las economías emergentes continúan desempeñando un papel estratégico por ser las que demandan más inversión en infraestructuras para petróleo, gas, minería”, puntualizó.

“Los países emergentes somos sociedades con fuerte movilidad social, con nuevos mercados… tenemos elevadas tasas de empleo” y una serie “oportunidades” para las inversiones privadas externas, añadió Rousseff.

En ese sentido mencionó las recientes concesiones de carreteras, aeropuertos y puertos así como la licitación del megacampo de petróleo Libra, con la participación de 4 compañías extranjeras.

Luego resaltó el “histórico acuerdo de la Organización Mundial del Comercio (alcanzado hace un mes) que renueva la esperanza de que se llegue a una conclusión más equilibrada del tratado de Doha y (afirmo) que Brasil está empeñado (en lograr) un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea”.

Funcionarios brasileños estiman que las negociaciones entre sudamericanos y europeos, que iban a realizarse en diciembre pasado, sean retomadas en febrero.

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...