Tsipras gana elecciones griegas, con el mandato de presidir el gobierno de un país condenado a una crisis social permanente

Foto: Reuters http://www.lanacion.com.ar/1823344-alexis-tsipras-aseguro-que-opto-por-el-rescate-para-evitar-el-suicidio-colectivo-griego

Los fundamentos morales e institucionales de la Unión Europea, se agrietan con las decisiones de sus estados ante las crisis recientes.

AUTORIA: CLAPPSI

 

Los refugiados de Siria y Africa y la crisis griega han debilitado las esperanzas que en el mundo despertaron la creación de un estado multinacional europeo como proyecto civilizatorio, democrático y solidario, con cohesión social, prosperidad económica e independencia y autonomía internacionales .

Ante la crisis migratoria que protagonizan miles de desesperados que huyen de la guerra o de la pobreza y el hambre hacia el continente que durante siglos los colonizó y explotó sus riquezas naturales, la Europa Comunitaria o cierra sus fronteras o se engarza en una disputa diplomática, sobre el reparto de cuotas de refugiados entre distintos estados.

Obedientes a las necesidades geopolíticas de Estados Unidos, los gobiernos europeos no vacilan en invertir ingentes sumas de dinero en el fortalecimiento de la OTAN, en acciones económicas contra Rusia y China, en maniobras políticas y amenazas militares contra el gobierno sirio. No muestran la misma eficiencia para defender sus debilitados estados de bienestar, para regular a la obligarquía financiero-especulativa que se enriquece con la actual crisis, ni en montar una alianza internacional que incluya a Rusia, Iran, China y el gobierno sirio para destruir al EI, que representa la más cruel y fanática forma de terrorismo del siglo XXI.

El Papa Francisco dijo en La Habana que el mundo vive una Tercera Guerra Mundial por etapas. Y la comunidad europea, escenario de las dos guerras mundiales anteriores, es un subordinado cómplice de esa dramática situación internacional y no un actor que construye la paz mundial.

En la crisis griega Alemania y Bruselas le impusieron a Tsipras un programa de rescate y austeridad, que solo acrecentará el desencanto de la población con cualquier gobierno y el desprestigio de la democracia.

La obligarquía financiero-especulativa internacional, el gobierno de Estados Unidos, la OTAN, son los verdaderos conductores de la Unión Europea. La Alemania de Angela Merkel, el gobierno francés y la burocracia de Bruselas, son ejecutores  de una conducción europea, en la que ellos son actores importantes, pero subordinados.

En ese contexto se esfuma el sueño de una Europa que iluminase al mundo del siglo XXI, con una propuesta civilizatoria capaz de responder a antiguos sueños, que algunos visionarios pensadores europeos concibieron en los siglos XIX y XX.

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...