UN BALANCE GEOPOLÍTICO DEL 2014.

INTERNACIONAL.

El mundo inicia el 2015, en medio de una guerra global, con múltiples escenarios como conflictos bélicos, confrontación por las materias primas estratégicas en especial los energéticos y sus precios, ensayos de guerras bacteriológicas,  y enfrentamientos diplomáticos y mediáticos entre los estados más poderosos.

 

La segunda década del siglo xxi, se caracteriza por una agudización del declive civilizatorio y la incertidumbre, que parecen ser los signos distintivos de la sociedad humana en este siglo.

Las distintas formas de cooperación global que la ONU impulsó en el siglo xx se debilitan, junto con la propia organización internacional en cuyo seno surgieron.

La confrontación entre los estados más poderosos que integran su Consejo de Seguridad, es el rasgo distintivo de la época. Y en el marco de esa confrontación crecen la pobreza, la desigualdad social, el crimen transnacional organizado, las guerras locales o regionales y el calentamiento global, mientras aumentan la proliferación nuclear, la difusión de distintas formas de destrucción masiva , el terrorismo, la desconfianza internacional, y el renacimiento de expresiones de extrema derecha que llevaron al mundo a la segunda guerra mundial.

El desarrollo de un orden internacional multipolar sigue su curso, caracterizado por las cambiantes y, a menudo tensas relaciones entre la alianza atlántica, integrada por los antiguos imperios que conforman la OTAN y son parte del Consejo de Seguridad de la ONU, a los que se agregan Alemania y Japón, y las asociaciones interestatales nuevas como el esquema Asia-Pacífico el BRICS, la Asociación Euroasiática, el grupo de Shangai, la CELAC, la UNASUR y la Unión Africana y el Grupo de los 77más China, en el marco de la ONU. Esa multiplicación de mecanismos de cooperación, consecuencia del debilitamiento de la ONU, tiene como trágico telón de fondo realidades sociales y ecológicas dramáticas : el 1% de la población se apropia del 99% de la riqueza global, el calentamiento global no cesa y el capitalismo financiero-especulativo dominante es un productor de “fondos buitres”, de crisis financieras continuas y de la amenaza de destrucción total de la propia noción de estado del bienestar.

Como siempre es bueno no olvidar la historia para no repetir sus peores momentos, hoy podemos comparar, por sus semejanzas, a la segunda mitad del siglo xxi, con el período anterior a la primera guerra mundial o con el período de entreguerras del siglo xx. Atrás como cálidos recuerdos, quedan los 40 años posteriores a la segunda guerra mundial, cuando los seres humanos estuvimos cerca de crear un mundo donde el progreso científico-técnico, acompañara al progreso social, a la cooperación global y al desarrollo moral, basado en la expansión de la libertad y la diversidad, ejercidas con responsabilidad.

UN BALANCE GEOPOLÍTICO DEL 2014.

Eventos que sacudieron la geopolítica en el 2014

Dossier Geopolítico Anuario 2014

Lic Carlos Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolitico

Cierra el año 2014, con drásticos cambios en la geopolitica mundial, un año donde los choques entre Atlantistas (EEUU, GB y la OTAN) y Continentalistas (BRICS) han jugado más que fuerte, y ello se vio reflejado en las zonas calientes (guerras de alta, baja y media intensidad según la clasificación del pentágono), pues las relaciones exteriores de la República Imperial estadounidense desde los años neoconservadorismo, con Reagan y las sucesivas administraciones, consolidó a los militares para que obtuvieron una gran influencia en las directrices de Política Exterior que toman los presidentes de USA.

Los choques que se observan siguen su dinámica y serán a nuestro entender, de un cambio fuerte de esquemas politico-economicos perimidos, con la conformación de nuevos jugadores en el orden mundial en formación, – aclaremos-, que los nuevos jugadores serán en realidad, los viejos espacios imperiales geopoliticos que vuelven a resurgir, en algunos casos siglos después de declinación como China y otros que fueron arrasados en el siglo XX como Rusia o la misma Alemania que busca su lugar en el mundo del siglo XXI.

Más allá de lo que la prensa occidental trata de ocultar, minogeriar o tergiversar, y de los informes de “sus” tanques de ideas, los hechos demuestran un claro deslizamiento del poder económico hacia el área Asia-Pacífico, con los resultados del Acuerdo de Shangai, con la incorporación de nuevos miembros y mayor presencia no sólo, en lo económico, sino también en lo político y militar. Que vienen a causar un fuerte reto al intento norteamericano de implementar un tratado de libre comercio en la región sin China (llamado Acuerdo transpacífico). Y que prácticamente quedó congelado por los acuerdos a que llego China con los países del Asia Pacífico. Pero el hecho que tuvo “ extrañamente” practicamente nula divulgación a pesar de la tremenda importancia geoestratégica y geopolitica ha sido: El Tren directo de Yiwú a Madrid a través de Eurasia que representa el comienzo de un conjunto de eventos que cambian el panorama. Será un eficiente canal logístico de increíble longitud. Representará una geopolítica nueva continentalista, que junta a pequeños comerciantes e inmensos mercados a través de una vasta masa continental. Ya es un ejemplo gráfico de integración eurasiática en camino. Y sobre todo, es la primera piedra en que se base la “Nueva Ruta de la Seda” de China, que forma parte del proyecto del siglo XXI e indudablemente marcará la importante historia comercial del mundo ha escribirse en la próxima década. A lo que se le debe sumar los cruciales acuerdos Chino-Ruso de provisión de gas que aleja en el mediano plazo las consecuencias económicas de las sanciones que aplicó Europa a Rusia

Otro espacio donde se juega muy fuerte, es el enfrentamiento en Europa del este donde EEUU y sus socios principales de la OTAN intentan acorralar a la Federación Rusa, y con ello atacar indirectamente a China. Situación que luego de un año de enfrentamiento planificados por los atlantistas, no lograron cumplirse, Rusia recuperó la Península de Crimea (con ello conservó sus bases aeronavales en el mar negro, que les permite llegar rápidamente al Mediterráneo oriental), y los independentistas pro rusos de Ucrania, sobrevivieron a las agresiones del régimen de Kiev, que contó con el apoyo de bandas fascistas europeas y mercenarios (apoyados por la OTAN), régimen que es sospechoso del derribo del avión de Malaysia Airlines (cuando se cruzó ese vuelo con el del Presidente Putin sobre Ucrania, que volvía de la reunión de los BRICS en Brasil ?); porque existen silencios que son más que sugestivos, luego de que rápidamente la prensa “occidental” les acreditara ese crimen a los separatistas ucranianos (y por ello a Rusia), con los elementos hallados se logró frenar la farsa mediática montada para dar una causa bellis a la OTAN para intervenir en Ucrania, y rápidamente fue eliminado del espacio mediático. Con un sugestivo silencio diría.

Ucrania

El espacio Europeo sigue en un grave deterioro de su importancia, ya lo venimos afirmando desde hace mucho tiempo atrás, que el principal problema de la vieja europa es en primer lugar el envejecimiento de su población y que ello, conlleva a una pérdida de importancia tanto económica como política, y uno de los primeros síntomas de esa declinación es la aparición de elementos en su propia sociedades que cambian su composición étnica y cultural como ocurre con la presencia de inmigrantes (que realizan los trabajos no queridos por los europeos) y que además tienen una impronta religiosa (musulmana en general) que no puede ser absorbida por los viejos pueblos europeos, a lo que debemos sumar la aparición de mafias de los pueblos del “este” europeo, que afectan fuertemente la “comodidad” europea occidental. Pero a lo que no se le ve solución en la vieja europa, es la de su persistente y permanente crisis económica que sigue afectando a la mayoría de sus miembros, salvo casos aislados como Alemania y paises nordicos, los periféricos como España, Portugal, Grecia, Irlanda, Italia y aun la misma Francia. Ellos siguen en sus crisis recurrentes desde el 2008, con cada vez más graves programas de ajustes, que además han causado una fuerte crisis a sus “sistemas” políticos como ocurre en España, hoy en día, con la aparición del Partido “Podemos”, que supera ampliamente las intenciones de votos, de los “Populares” o los “Socialistas”. Pero geopolíticamente, lo más importante en estos tiempos es el redireccionamientos de las RRII de Gran Bretaña y Alemania, la primera puede que quizás abandone la zona de la UE, más luego del acuerdo financiero firmado con China, y que no acompañe todas las políticas militaristas de EEUU. Pero el gran enigma es Alemania que tiene dos fuertes tendencias, una la de continuar siendo parte del atlantismo (como consecuencia de su derrota en la II Guerra Mundial) o rediseñar su política exterior hacia el este, donde es necesario acordar con Rusia y con China. Su actual Ministro de RREE: Frank Walter Steinmeier, ante los capitanes de las industrias y multinacionales alemanas en Berlín, habló de una nueva geopolitica alemana direccionada hacia el este. (Recordar el riguroso espionaje aplicado por la Agencia de Seguridad Nacional–NSA norteamericana–a que fueron sometidos instituciones gubernamentales de Alemania, incluido el propio teléfono celular de la Canciller(jefa de gobierno) Angela Merkel, quien en respuesta se vio obligada a expulsar de Berlín al Jefe de la estación de la CIA destacado en la embajada norteamericana en la capital alemana para salvar apariencias; trayendo como consecuencia el deterioro de los lazos norteamericano-germanos a un punto nunca visto desde el final de la II Guerra Mundial y la profunda desconfianza acumulada entre Washington y Berlín, y entre Obama y Merkel, n.r). De ocurrir esa tendencia se consolidaría el bloque Euroasiático, con otro grave deterioro del poder de los atlantistas anglosajones (encabezados por EE.UU., n.r).

La vieja y opulenta Europa envuelta en una incontrolada espiral de crisis económica y financiera, antiguos nacionalismos y subordinación a los dictados de la Casa Blanca.

Africa y Medio Oriente sigue en la tendencia de disgregación y conflictividad a que los han sumido las viejas potencias imperialistas europeas y la política Norteamericana-Sionista, que se reflejan en la crisis permanentes de Libia, Mali, Sudán y que enfrentan a las dos corrientes continentalistas y atlantistas en países con recursos naturales petroleros, como Nigeria o por los minerales estratégicos. Para ambas regiones, que ya lo hemos tratados en reiteradas oportunidades, se aplica la Teoría del Caos Organizado (modelo que instaura conflictos locales con guerras tribales, étnicas o religiosas, pero que en definitiva son funcionales a los intereses de EEUU y la OTAN y para sus grupos multinacionales). Ese “modelo” se aplica en el medio oriente con Siria, Irak y el Líbano, situación que no se logró imponer en Siria por la activa intervención de Rusia e Irán que impidieron lograr el triunfo de los “rebeldes” que derivaron en una extraña formación que lleva el nombre de ISIS (reconvertido posteriormente en Estado Islámico, n.r), que operan en Siria e Irak, y aquí tenemos una nueva aparición de los jugadores del nuevo orden mundial en formación. China que se ofreció a intervenir contra el ISIS, en Irak, fuera de la brancaleonica alianza formada por USA “supuestamente” para combatir ese grupo. Lo cual sería otra nueva expresión de un cambio copernicano de la política exterior China al intervenir fuera de su zona de influencia luego de casi 5 siglos de encerramiento auto impuesto. Un párrafo aparte corresponde al accionar del estado de Israel contra un gueto habitado por refugiados palestinos en Gaza. Pues este año cierra con una nueva masacre, esta vez de características apocalípticas, dada la desmesura de las fuerzas enfrentadas, que gracias a las nuevas tecnologías comunicacionales permitió vivir el drama en directo y evitar las tergiversaciones y ocultamiento de los medios masivos de comunicación pro sionistas de la agresión desproporcionada que se saldó con más de tres mil palestinos asesinado por las FFAA del estado de Israel. Lamentablemente este conflicto al no poner en juego los intereses geopolíticas de Atlantistas y Continentalistas sigue sin solución y seguramente veremos repetir las trágicas escenas que se vivieron, más, si recordamos que la mayoría de los países árabes importantes abandonaron a los palestinos a su suerte.

Hemos dejado para lo ultimo los procesos geopoliticos que vivimos los Iberoamericanos; pues en nuestro espacio se reflejan las tendencias del enfrentamiento que venimos exponiendo. Desde el sur del río Bravo hasta la Antártida, Brasil (el mayor poder de América del sur e integrante de las potencias emergentes), fue sede de la reunión de los BRICS 2014 donde se tomaron medidas de importancia capital para un nuevo escalón de poder de estos, el primero fue la creación de un Banco de desarrollo de los BRICS, para romper con los mecanismos creados en Bretton Woods. Y uno de sus miembros dio un paso trascendental, la India, profundizó su relación con los mismos, ya que eran la “esperanza” de EE.UU. y Europa, de que no haría las acciones que encaró el Premier Modi. En otro orden, debemos recordar las visitas de los presidentes de China y Rusia a la región, con acuerdos estratégicos con varios países, haciendo retroceder aún más la pérdida de influencia de USA en lo que en su momento caracterizó como “su” patio trasero.

balance1

El continente vive la lucha de dos modelos -igual que el de los atlantistas y continentalistas-, se pretende imponer un modelo neoliberal a partir de la Alianza del Pacífico por parte de los atlantistas dirigidos por EEUU. En el otro modelo, aun cuando la locomotora económica de América del sur -Brasil- ha sufrido un momentánea ralentización, sigue profundizando la alternativa continentalista contraria a los intereses norteamericanos y forma parte de las potencias emergente, sigue liderando la región y seguramente más temprano que tarde relanzará su poder económico, y por ello podemos ver que su accionar en profundizar el Mercosur (incorporando a Bolivia por ejemplo), neutralizando a los sectores conservadores de Paraguay y morigerando y apoyando a gobiernos en la zona como es el caso de las desestabilizaciones que ha vivido la República de Venezuela, permite inferir que este modelo tiene altas probabilidades de consolidarse a pesar de los agoreros neoliberales que desde la prensa y la cátedra interactúan para desprestigiar el mismo.

Argentina con Brasil siguen llevando adelante la idea de conformar un eje clave para fortalecer el Cono Sur, sumando a la UNASUR, y cerrando el espacio norte del continente a las acechanzas que intentan impedir que nos transformemos en un espacio geopolítico continental industrializado auto centrado (Ya estamos viviendo avances inéditos e importantes en América del Sur sobre temas como el de manejos de tecnologías y avances industriales, que las políticas neoconservadoras liberales impedían realizar en los mismos hasta hace poco tiempo), para con este nuevo escalón de poder regional, nos permitan participar de las negociaciones que conformarán el nuevo orden mundial. América del Sur también debe apoyar las decisiones del gobierno Colombiano de Santos para alcanzar una paz duradera en ese castigado país. Como también nuestro subcontinente debe encarar una lucha continental contra los cárteles del narcotráfico principales agentes de desestabilización y corrupción sociopolítica de nuestros países

En este marco de conflictos, se realizó un cambio en la tradicional política exterior de USA para América, como es el caso de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU.

Extractos tomados de: http://www.dossiergeopolitico.com/2014/12/eventos-que-sacudieron-la-geopolitica-en-2014.html

Comentarios

Comentarios

También te podría gustar...